Bullying cibernético: ¿Cómo podés ayudar a tu hija?

  • Edad: 11-16 Años
  • Social Menu
Bullying cibernético: ¿Cómo podés ayudar a tu hija?

Las nuevas tecnologías sólo han hecho que las personas agresivas tengan un acceso más fácil a sus víctimas. Si pensás que a tu hija le está pasando esto, podés usar nuestra práctica lista de verificación de acciones para encontrar formas efectivas de protegerla y detener la intimidación o bullying cibernético.

¿Qué es la intimidación cibernética? Si tu hija tiene un teléfono celular, una consola de videojuegos, usa redes sociales, programas de mensajes instantáneos o simplemente tiene su propia dirección de correo electrónico, entonces puede ser testigo de la intimidación online. O peor, ella puede convertirse en el blanco de una persona abusiva a través de Internet. Esto podría significar que ella recibe correos electrónicos, textos o comentarios abusivos en su perfil de Facebook o incluso que se publiquen y se pongan en circulación imágenes o videos modificados de ella sin su conocimiento o consentimiento.

"Lo más difícil de la intimidación cibernética en particular es que tu hija no puede escapar de eso", dice Liz Watson, directora de BeatBullying, la organización benéfica líder para prevención contra la intimidación del Reino Unido. "Con el bullying tradicional, cuando ella llega a casa, eso se frena, pero con el bullying cibernético, el problema continúa, incluso en su propio cuarto".

El aumento de la intimidación cibernética

La intimidación cibernética está aumentando. Desde enero del 2009, la organización benéfica del Reino Unido Family Lives informa que hubo un incremento del 13% en llamadas a su línea de ayuda contra la intimidación, mientras que las llamadas específicas contra la intimidación cibernética se dispararon hasta un 77%. La apariencia es un blanco común para los ataques de intimidación cibernética, y las chicas lo experimentan dos veces más que los chicos, de acuerdo con The Protection of Children Online: a Brief Scoping Review to Identify Vulnerable Groups, publicado por el Departamento de Educación del Reino Unido.

Los intimidadores cibernéticos generalmente se concentran en la apariencia de las chicas

"Muchos jóvenes piensan que está bien hacer comentarios negativos sobre la apariencia de la gente", dice Watson."Después de todo, sucede constantemente con los famosos en todos esos artículos de revistas al estilo '¿qué está usando ella?'".

También es más fácil usar la apariencia como blanco, ya que muchas formas de intimidación cibernética se basan en imágenes visuales. Esto hace que sea más fácil tocar el tema de cómo te vestís, cómo te peinás y la apariencia de tu cuerpo en fotos y videos que publicaste online.

Pero ser el blanco de bromas constantes sobre un aspecto de su apariencia tiene un impacto perjudicial real en la autoestima de las chicas. Si esto empieza a tener un impacto en las elecciones que tu hija hace en su vida (desde la ropa que usa hasta las fotos que quiere publicar), entonces es momento de hacer algo.

Cómo enfrentar la intimidación cibernética

Hablá con tu hija sobre la situación, decidí tomar medidas claras para resolver el problema juntas y ayudala a desarrollar un comportamiento online que pueda protegerla del impacto de intimidadores cibernéticos en el futuro. Gran parte de su vida se desarrollará online o mediante su teléfono celular, así que esconder tu (o su) cabeza en la arena no es una buena opción. Desarrollar estrategias de protección ahora para lidiar con las críticas o la intimidación online será una habilidad importante para tener una buena autoestima toda la vida.

Usá la lista de verificación de acciones que hemos hecho para ayudar a tu hija a entender los problemas, apoyarla y tomar medidas para frenar la intimidación cibernética.

Lista de verificación de acciones:
Cómo manejar la intimidación cibernética o el bullying cibernético

Reconocer que hay un problema: este tipo de intimidación puede ser difícil de detectar. Hablá con tu hija sobre cómo usa ella la tecnología. No podés controlar cada movimiento que hace, pero al estar atenta a los sitios que le gustan y a los juegos que juega, te vas a dar cuenta si de repente cambia sus hábitos; es una señal de que algo pasa.

Dale tranquilidad a tu hija: ayudala a entender que la manera como ella trata a la gente debería ser la misma, tanto en la vida real como a través de Internet, y ella debería esperar lo mismo de los demás. Si respeta esa regla, sus amigos serán más propensos a seguirla.

Compartí tu experiencia: hablá con tu hija sobre por qué ciertas personas abusan de otras y ayudala a tener sus puntos de vista y un conocimiento de sus propias experiencias, así como también a aprender de sus propias observaciones.

Apoyá a tu hija enfrentándose al problema de modo positivo: debatí cómo la hacen sentir los comentarios e intentá darle un poco de perspectiva. Mostrale que existen otros puntos de vista. Por ejemplo, ella puede estar siendo molestada por el color de su pelo, pero capaz vos tengas el mismo color de pelo que ella y sea una de tus características favoritas.

Dale tranquilidad y decile que no es su culpa: hablale sobre por qué la gente es abusiva. Ayudala a entender que no es su culpa y que no hay necesidad de cambiar su apariencia o tratar de conformarse como respuesta.

Obtené apoyo de parte de su escuela: si creés que es necesario comunicar el problema a la escuela, o incluso a la policía, discutan conjuntamente las medidas que van a tomar para que ella no pierda la calma.

Sé proactiva con las herramientas online: usá la función "bloquear" o "denunciar" contra la persona que hace los comentarios desagradables, muchos de los sitios de redes sociales tienen estas funciones. Algunos sitios web tienen botones que te enlazan directamente con el Centro de Seguridad del Child Exploitation & Online Protection Centre, lo cual te permite denunciar los abusos online al instante.

Recolectá evidencia: guardá la mayor cantidad de evidencia que puedas de la persona abusiva, desde mensajes de texto hasta imágenes de pantalla de páginas web, ya que todo esto te ayudará a tener un mejor perfil de esa persona

No enfrentes a la persona intimidadora directamente: evita responderle, esto provocará que el problema continúe. En vez de eso, llevá un registro de todo esto, mostráselo a alguien más y después apagá el dispositivo para darte un descanso de la persona abusiva.

Qué sigue: Acciones para ayudar

  • Compartí el video Palabras que no hieren con tu hija para ayudarla a entender más sobre lo que pasa en la cabeza de una persona abusiva.
  • Mantené las líneas abiertas de la conversación con tu hija para que ella pueda decirte cómo se siente. ¿Otras chicas que ella conozca han tenido la misma experiencia? ¿Cómo lo manejaron?
  • ¿Ayudaría hablar con otras personas que están en su misma situación en un foro online como el de BeatBullying UK?

Nuestros expertos

undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined

Etiquetas

 

Todos los comentarios (2)

Comentarios más destacados

Agregá tus comentarios

 

Todos los comentarios

© 2017 Unilever