Estilo personal: dale a tu hija la libertad de ser ella misma

  • Edad: Para todos Años
  • Social Menu
Estilo personal: dale a tu hija la libertad de ser ella misma

Darle a tu hija plena libertad de expresión con su forma de vestirse puede ser una excelente forma de fomentar la confianza. Intentá seguir nuestra lista de verificación de acciones y observá cómo crece el estilo individual de tu hija y su confianza en sí misma.

Las tendencias de estilo de las adolescentes pueden llevar la paciencia de cualquier mamá hasta el límite. A medida que tu hija va creciendo, es probable que empiece a experimentar con su apariencia y estilo. Está tomando el control de su propio aspecto y descubriendo qué le queda bien. Pero con tantas influencias diferentes en el mundo, desde los medios de comunicación y los famosos hasta sus compañeros e intereses, algunos de estos experimentos probablemente sean más extremos que otros.

Pero puede ser positivo para la autoestima de tu hija tener el espacio para expresar su individualidad. Casi siempre, las chicas adolescentes luchan por ser diferentes, ya que existe una enorme presión por adaptarse a la apariencia que sus amigas tienen y aceptan. Dale un poco de libertad de expresión para ayudarla a crecer como persona y tener la confianza para ser ella misma. Finalmente, ella va a encontrar un estilo y un aspecto que le quede y le guste.

Fomentar la confianza en sí misma apoyando la individualidad de tu hija

"Tratá de ver más allá del último frenesí o faceta de la moda y buscá los beneficios en cada una de las etapas de su experimentación", aconseja la escritora Lisa Lister, consejera sentimental y escritora de autoayuda para adolescentes. "Por ejemplo, si se tiñe el pelo de un tono oscuro y se pinta las uñas de negro para destacarse entre la multitud, reconocé la fortaleza de su pensamiento independiente. Si personaliza su ropa y la corta y la decora, apreciá su creatividad". Empezá por preguntarte a vos misma: ¿realmente es tan malo que quiera pintarse las uñas de negro o plancharse el pelo? Tal vez no sea el aspecto que vos elegirías para ella, pero eso no necesariamente lo hace malo. Esta última incursión podría ser una de varias en una sucesión rápida de cambios, pero también podría indicar un rasgo de personalidad que es importante que vos reconozcas.

Resistirse muy probablemente sea inútil

Fernanda dice que siempre alentó a su hija Natalia, de 12 años, a ser ella misma y a no seguir a la multitud, y que vale la pena hacerlo. "Ella no tiene miedo de expresarse", dice Fernanda. "Hace poco le sacó las plásticos a los anteojos para ver en 3D en el cine, pintó el armazón y se llevó los anteojos a la escuela. Se veía muy graciosa, pero no le importó, y después, todas sus amigas hicieron lo mismo".

En lugar de resistirte a las formas en que tu hija está expresando su individualidad, aceptalas, valorá sus ideas y demostrale qué tan divertido puede ser explorar y buscar lo que le queda mejor a ella. Podría ser una de las mejores formas de impulsar la confianza en sí misma. Ayudala a cultivar el aprecio de los diferentes aspectos y estilos que van más allá de los estereotipos de belleza a los que tantas chicas aspiran, después podrá disfrutar del proceso de descubrir su propia identidad única.

Para proteger la privacidad, hemos cambiado los nombres de las personas cuyas historias contamos en estas páginas, pero las historias que nos cuentan son absolutamente verdaderas.

Lista de verificación de acciones:
Ayudá a tu hija a expresar su estilo personal

Tomá conciencia: la próxima vez que se vista de una manera que no te guste, tomate un segundo y preguntate a vos misma: ¿importa realmente? Si su seguridad no está en peligro, y no hay otra buena razón para no estar de acuerdo con su elección, no digas nada. Eso no quiere decir que tengas que permitir que decida sobre el largo de su pollera o qué tanto torso deja descubierto, pero considerá permitirle cosas chiquitas que le demuestren que respetás sus ideas y opciones.

Explorá el estilo individual de tu hija: con una perspectiva renovada sobre la selección de su atuendo, tratá de ir un paso más allá y de participar en sus nuevas selecciones de prendas. Preguntale en quién se inspiró para confeccionar su nuevo estilo, o cómo modernizó esa vieja camisa y la convirtió en algo nuevo. Cuando hables con ella sobre la manera en que está eligiendo expresarse, la ayudarás a que se sienta más segura a la hora de experimentar con su estilo. También la podés ayudar a reconocer que la moda no lo es todo en la vida, sino que puede ser una excelente forma de expresar su personalidad interior.

Sacá la máquina de coser: si te gusta coser, organicen un "sábado de costura". Llevala a comprar géneros y enseñale a cortar diseños y a usar una máquina de coser. O encontrá un vestido viejo que ya no se ponga y ayudala a personalizarlo creando algo nuevo. ¿Tal vez haya algo en tu placard que ella podría modificar para ella?

Vayan a las casas de ropa: salgan a hacer compras "poco comunes" juntas. Por ejemplo, pónganse una meta y compren artículos nuevos que mejoren un viejo vestido, o vayan a tiendas de beneficencia.

Divertite: divertite y alentala a ver más allá de los estrechos ideales de belleza. Encontrar su propio sentido del estilo le va a dar una mayor confianza en sí misma para rechazar lo que la sociedad nos dicta sobre la forma en la que nos tenemos que ver.

Qué sigue: Acciones para ayudar

Compartí estas actividades para fortalecer la autoestima con tu hija y fomentá su libertad de expresión para mostrar su personalidad única.

Usá la lista de verificación de acciones que te ayudará a controlar tus propias reacciones ante la experimentación de tu hija adolescente con respecto al estilo.

  • ¿Cuáles son las cosas que la inspiran? ¿Cómo describiría su estilo personal? ¿Hay alguna similitud con las tendencias y la moda de cuando vos eras adolescente?
  • Alentala a sentirse segura de expresarse y divertirse experimentando con la forma en la que se ve cuando sale de compras con sus amigas.
  • ¿Vos tenés la confianza para experimentar con tu propio estilo? Preguntale a tu hija qué cambiaría de tu aspecto si ella fuera tu estilista personal.
undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined undefined

Etiquetas

 

Todos los comentarios (0)

Agregá tus comentarios

 

© 2017 Unilever